Menu

Giovani (Interno):

“Yo estuve detenido en la cárcel Picota por un periodo de 18 meses, mi estadía en la Cárcel Picota pues fue una estadía no agradable, pero gracias a Dios encontré la ayuda de Pastoral Penitenciaria, ellos me ayudaron a orientar pues mi vida no estaba muy bien que digamos, no era la primera vez que entraba en la cárcel; escuché los consejos que daban, hablaban mucho de Dios y empecé a hacer mi primera comunión que no la había hecho. A partir de las clases que vi, nos daban clases de superación y nos subieron la autoestima mucho. Hay que buscar la ayuda de gente que realmente nos pueda ofrecer algo, nos pueda ofrecer moral para cambiar y que nos enseñe que en la vida hay que cumplir los sueños que tenemos. “

volver arriba